Guía de orientación regulatoria

Resumen del proceso regulatorio

De GOR
Saltar a: navegación, buscar

Para estar en condiciones de colocar un satélite pequeño en órbita y hacer uso del espectro radioeléctrico para la transmisión de señales de telemetría y telecomando, se requiere cumplir con marcos regulatorios nacionales e internacionales. Este es un proceso complejo debido a que intervienen diferentes entidades. Cada una de estas entidades tiene lineamientos particulares que deben ser entendidos por el solicitante de la concesión, sin embargo, es importante también tomar en cuenta la interrelación que existe entre los lineamientos de dichas instancias, ya que en algunos casos, el cumplimiento especifico a nivel nacional, puede no ser compatible con las recomendaciones de la instancia internacional, por lo que el cumplimiento de los requisitos para cada una de las instancias involucradas no puede verse de manera aislada.

Este documento pretende otorgar una visión integral para conformar una guía de orientación regulatoria que coadyuve a la puesta en operación del satélite, meta que depende, entre otras cosas, de la obtención de la concesión de recurso orbital. En este sentido, la Figura 1 muestra un esquema resumido de los procesos que tienen que llevarse a cabo para cumplir con los requerimientos regulatorios nacionales e internacionales. De este esquema, es posible identificar cuatro pasos, los cuales se describen a continuación.


Figura 1. Esquema resumido del proceso regulatorio de satélites pequeños no geoestacionarios no sujetos a coordinación de frecuencias ante la UIT


Primer paso

Es recomendable que previo a la gestión de la concesión se establezca contacto con la Unidad de Espectro Radioeléctrico y la Unidad de Concesiones y Servicios, con la Dirección de Asuntos Internacionales de la SCT para solicitar asesoría sobre el trámite de la concesión, el llenado de la API y montos a cubrir durante todo el proceso regulatorio, en sus fases nacional e internacional. Si la misión satelital involucra frecuencias atribuidas al servicio de radioaficionados por satélite, es importante ponerse en contacto con la IARU y la FMRE para discutir la viabilidad técnica de las bandas propuestas. Adicionalmente, puede ser de beneficio consultar con el potencial lanzador o empresa intermediaria para conocer sus requerimientos particulares para lograr el lanzamiento y puesta en órbita del satélite pequeño.

Una vez definidas las bandas de frecuencias y el tipo de concesión a solicitar, se debe someter al IFT, la solicitud de concesión de recurso orbital al IFT y el formato electrónico de la descripción general del sistema satelital (incluye las características del satélite y de la estación terrena) con base al Apéndice 4 del RR de la UIT, conocida como Publicación de Información Anticipada (API, por sus siglas en inglés). El llenado de la API se realiza en un programa informático proporcionado por la UIT. En las siguientes secciones se describe con detalle el procedimiento de llenado.

De acuerdo al Artículo 97[1] de la LFTR, el Instituto tiene hasta 30 días hábiles para admitir a trámite la solicitud, y en caso de encontrarse incompleta, se otorgarán, por única vez, 30 días hábiles adicionales para subsanar omisiones. Una vez subsanadas dichas omisiones, el Instituto tendrá hasta 15 días hábiles para admitir a trámite la solicitud.

En caso de ser aceptada, el IFT enviará el expediente completo a la SCT para determinar la procedencia de la solicitud.

Los tiempos anteriores son los máximos establecidos por la normatividad, por lo que los tiempos reales de respuesta, podrían ser menores.

Segundo paso

Una vez que se determina la procedencia de la solicitud, la SCT establece el monto de fianza que el solicitante deberá entregar para garantizar los gastos que el Gobierno Federal deba realizar (incluyendo las cuotas de recuperación de la UIT) durante el proceso de notificación ante la UIT.

La fianza es importante, porque una vez iniciado el proceso de notificación ante la UIT, las cuotas de recuperación de la UIT por concepto de la publicación anticipada y la notificación de asignación de frecuencia, se tendrán que cubrir, aunque el solicitante no desee continuar con el proceso de notificación. 

Como parte de las obligaciones de los estados miembros ante la UIT, éstos tienen que notificar a la UIT sobre las asignaciones de frecuencias que sus administraciones expidan a favor de sus individuos o empresas. Sin embargo, previo a la notificación, las administraciones nacionales deben enviar la API correspondiente al nuevo sistema para que otras administraciones puedan verificar que sus sistemas no se verán afectados.

Una vez que el solicitante ha entregado la fianza, la SCT envía, por medios electrónicos, la API llenada por el solicitante. En caso de utilizar frecuencias diferentes a las atribuidas a los servicios de radioaficionados por satélite, el solicitante deberá realizar un depósito por el equivalente a 570 francos suizos correspondientes a la cuota de recuperación de la UIT por el concepto de publicación anticipada de la API en la BR IFIC.

Una vez que la UIT recibe la API, la UIT considera un plazo no mayor a tres meses para verificar que la API esté completa, y publicarla en la Sección Especial API/A de la BR IFIC por un periodo de cuatro meses.

Cuando la UIT recibe la API, se inicia el reloj regulatorio, que básicamente indica que a partir de este momento, se tienen hasta siete años para efectuar el lanzamiento y puesta en operación del satélite. En caso de no poner en operación el satélite el trámite ante la UIT se cancela y se tendría que iniciar nuevamente.

Durante este periodo, cualquier administración que se vea afectada por el sistema propuesto, deberá hacer llegar a la SCT (y con copia a la UIT), comentarios en relación a las afectaciones que el nuevo sistema pudiera ocasionar. La SCT, en colaboración con el IFT y el solicitante, buscarán encontrar, junto con la administración afectada, alternativas que permitan que los sistemas no se interfieran.

Si al término de los cuatro meses, no se hubiesen recibido comentarios, se considerará que ninguna administración se verá afectada por la nueva red.

Pasados los cuatro meses, la UIT publicará el API junto con un resumen de los comentarios recibidos en la sección especial API/B de la BR IFIC por un periodo de al menos dos meses.

Tercer paso

En caso de que el satélite opere en bandas de frecuencias atribuidas al servicio de radioaficionados por satélite, como ha sido en la mayoría de los casos académicos [11], será necesario realizar la coordinación de frecuencias con la IARU. Esta coordinación es importante porque las frecuencias de este servicio son compartidas a nivel global por los radioaficionados. Sin esta coordinación, las probabilidades de interferencias serían muy altas, lo que haría dichas bandas inoperantes.

La IARU lleva un registro de las frecuencias que se están utilizando a nivel global y al realizar la coordinación se busca que las comunicaciones se lleven a cabo sin interferencias, tanto para el proyecto en cuestión, como para el resto de los radioaficionados.

Cuarto paso

Una vez que se haya finalizado con las coordinaciones correspondientes (incluyendo con la IARU, de ser el caso), el solicitante, con el apoyo de la SCT, deberá llenar el formato electrónico de la Notificación de Asignación de Frecuencias, el cual es muy similar al formato de la API.

Una vez transcurridos dos meses de haberse publicado la API/B la SCT podrá enviar la Notificación de Asignación de Frecuencias a la UIT para su verificación y en su caso, su publicación en la Parte I-S de la BR IFIC en un termino no mayor a 30 días.

Posterior a la notificación, el solicitante deberá realizar un depósito por el equivalente a 7,030 francos suizos correspondientes a la cuota de recuperación de la UIT por concepto de la notificación de asignación de frecuencia. En caso de que el solicitante no haga el depósito, la SCT hará válida la fianza para estar en posibilidades de realizar el pago ante la UIT.

La Notificación será evaluada de acuerdo a lo estipulado en el RR y en caso de que se obtenga una opinión favorable, las frecuencias se ingresaran en el MIFR[2]. Al estar las frecuencias inscritas en este registro, se tendrá reconocimiento internacional para su uso y se podrá, en caso de ser necesario, solicitar protección contra interferencias perjudiciales que nuevos servicios pudieran ocasionar a este sistema satelital.

Por otro lado, con el envío de la Notificación, la SCT informará al IFT la obtención de prioridad de ocupación, con lo que el Instituto realizará el proceso de análisis de la solicitud de concesión, y en un término no mayor a 120 días hábiles, si la solicitud procede, otorgará el título de concesión al solicitante, previo pago de los derechos y contraprestaciones que correspondan.

Una vez que el satélite sea lanzado y puesto en órbita exitosamente, la SCT lo notifica a la AEM para su inclusión en Registro Nacional de Actividades Espaciales[3] así como el trámite correspondiente para registrar el satélite ante las Naciones Unidas.

Enlaces externos

Referencias

  1. DECRETO por el que se expiden la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, y la Ley del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano; y se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones en materia de telecomunicaciones y radiodifusión
  2. Master International Frequency Register - Unión Internacional de Telecomunicaciones
  3. Registro de objetos - Agencia Espacial Mexicana