Guía de orientación regulatoria

Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión

De GOR
Saltar a: navegación, buscar

El principal instrumento de regulación nacional relacionado con las comunicaciones satelitales es, en la actualidad, la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) la cual se publicó en el DOF el 14 de julio de 2014[1]. Ésta tiene por objeto regular el uso, aprovechamiento y explotación, de entre otras cosas, del espectro radioeléctrico, los recursos orbitales y las comunicaciones vía satélite.

Dada la importancia de conocer los conceptos sobre los cuales hace referencia la LFTR, se incluyen a continuación algunas definiciones que son de interés para el uso de esta guía:

  • Atribución de una banda de frecuencia: Acto por el cual una banda de frecuencias determinada se destina al uso de uno o varios servicios de radiocomunicación, conforme al Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias;
  • Banda de frecuencias: Porción del espectro radioeléctrico comprendido entre dos frecuencias determinadas;
  • Concesión de espectro radioeléctrico o de recursos orbitales: Acto administrativo mediante el cual, el Instituto confiere el derecho para usar, aprovechar o explotar bandas de frecuencias del espectro radioeléctrico o recursos orbitales, en los términos y modalidades establecidas en este Ley;
  • Concesionario: Persona física o moral, titular de una concesión de las previstas en esta Ley;
  • Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias: Disposición administrativa que indica el servicio o servicios de radiocomunicaciones a los que se encuentra atribuida una determinada banda de frecuencias del espectro radioeléctrico, así́ como información adicional sobre el uso y planificación de determinadas bandas de frecuencias;
  • Estación terrena: La antena y el equipo asociado a ésta que se utiliza para transmitir o recibir señales de comunicación vía satélite;
  • Orbita satelital: Trayectoria que recorre una estación espacial alrededor de la Tierra;
  • Posiciones orbitales geoestacionarias: Ubicaciones en una órbita circular que se encuentra en el plano ecuatorial, que permiten que una señal mantenga un período de traslación igual al período de rotación de la Tierra
  • Recursos orbitales: Posiciones orbitales geoestacionarias u orbitas satelitales con sus respectivas bandas de frecuencias asociadas que pueden ser objeto de concesión;
  • Satélite: Objeto colocado en una orbita satelital, provisto de una estación espacial con sus frecuencias asociadas que le permite recibir, transmitir o retransmitir señales de radiocomunicación desde o hacia estaciones terrenas u otros satélites;
  • Sistema de comunicación por satélite: El que permite el envío de señales de radiocomunicación a través de una estación terrena transmisora a un satélite que las recibe, amplifica, procesa y envía de regreso a la Tierra para ser captada por una o varias estaciones terrenas receptoras;

Así mismo, el Artículo 55 de la LFTR clasifica las bandas de frecuencia del espectro radioeléctrico de acuerdo con lo siguiente:

  • Espectro determinado: Son aquellas bandas de frecuencia que pueden ser utilizadas para los servicios atribuidos en el Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias; a través de concesiones para uso comercial, social, privado y público;
  • Espectro libre: Son aquellas bandas de frecuencia de acceso libre, que pueden ser utilizadas por el público en general, bajo los lineamientos o especificaciones que establezca el IFT, sin necesidad de concesión o autorización;
  • Espectro protegido: Son aquellas bandas de frecuencia atribuidas a nivel mundial y regional a los servicios de radionavegación y de aquellos relacionados con la seguridad de la vida humana, así́ como cualquier otro que deba ser protegido conforme a los tratados y acuerdos internacionales; y
  • Espectro reservado: Es aquel cuyo uso se encuentre en proceso de planeación y, por tanto, es distinto al determinado, libre o protegido.

El artículo 54 de la LFTR especifica que el espectro radioeléctrico y los recursos orbitales son bienes del dominio público de la Nación, por lo que su administración corresponde al Estado. Como parte del proceso de administración, se incluye el otorgamiento de las concesiones.

A su vez, el artículo 56 señala que todo uso, aprovechamiento o explotación de bandas de frecuencias deberá realizarse de conformidad con lo establecido en el Cuando Nacional de Atribución de Frecuencias (CNAF) y demás disposiciones aplicables. Es decir, que para aplicaciones satelitales solamente se pueden utilizar bandas que estén atribuidas a dichos servicios.

Sobre las concesiones para la ocupación y explotación de recursos orbitales

Las concesiones de recursos orbitales se abordan en la Sección V del Capítulo III del Título Cuarto de la LFTR. Una concesión de recurso orbital es un acto administrativo mediante el cual, el Instituto Federal de Telecomunicaciones confiere el derecho para usar, aprovechar o explotar recursos orbitales. De acuerdo a la Ley, para colocar un satélite en órbita y establecer un enlace de comunicación entre una estación terrena y el satélite, es necesario contar con una concesión, independientemente si el satélite es para uso comercial, uso público, uso privado con propósitos de experimentación o de radioaficionados por satélite, y para uso social.

El artículo 76[2] describe la clasificación de las concesiones de acuerdo a sus fines en:

  • Para uso comercial: Confiere el derecho a personas físicas o morales para usar, aprovechar y explotar bandas de frecuencias del espectro radioeléctrico de uso determinado y para la ocupación y explotación de recursos orbitales, con fines de lucro;
  • Para uso público: Confiere el derecho a los Poderes de la Unión, de los estados, los órganos de Gobierno del Distrito Federal, los municipios, los órganos constituciones autónomos y las instituciones de educación superior de carácter público para proveer servicios de telecomunicaciones y radiodifusión para el cumplimiento de sus fines y atribuciones.

En este tipo de concesiones no se podrá usar, aprovechar o explotar con fines de lucro, de lo contrario, se deberá optar por una concesión para uso comercial.

  • Para uso privado: Confiere el derecho para usar y aprovechar bandas de frecuencias del espectro radioeléctrico de uso determinado o para la ocupación y explotación de recursos orbitales con propósitos de :
    • Comunicación privada;
    • Experimentación, comprobación de viabilidad técnica y económica de tecnologías en desarrollo, pruebas temporales de equipo o radioaficionados, así como para satisfacer las necesidades de comunicación para embajadas o misiones diplomáticas que visiten al país.
En este tipo de concesiones no se podrá usar, aprovechar o explotar con fines de lucro, de lo contrario, se deberá optar por una concesión para uso comercial.
  • Para uso social: Confiere el derecho de usar y aprovechar bandas de frecuencias del espectro radioeléctrico de uso determinado o recursos orbitales para prestar servicios de telecomunicaciones o radiodifusión con propósitos culturales, científicos, educativos o a la comunidad, sin fines de lucro. Quedan comprendidos en esta categoría los medios comunitarios e indígenas referidos en el articulo 67, fracción IV, así́ como las instituciones de educación superior de carácter privado.
En este tipo de concesiones no se podrá usar, aprovechar o explotar con fines de lucro, de lo contrario, se deberá optar por una concesión para uso comercial.

Cabe destacar que la LFTR contempla dos esquemas para obtener una concesión de recurso orbital:

  • Por licitación pública. Las concesiones para ocupar y explotar recursos orbitales para uso comercial o para uso privado, en este último caso para los propósitos previstos en el artículo 76[2] fracción III, inciso a) y cuando el Gobierno Mexicano cuente con la prioridad de ocupación de un recurso orbital, se otorgarán; previo pago de una contraprestación mediante licitación pública. Dicho procedimiento deberá atender a lo establecido en el artículo 92 de la LFTR.
  • Por solicitud de parte interesada. El artículo 97[3] de la LFTR contempla que cuando el Estado no cuente con el recurso orbital, el interesado en ocupar o aprovechar dicho recurso orbital, deberá realizar la solicitud bajo esta modalidad para que la SCT realice el trámite ante la UIT para obtener dicho recurso a favor del Estado Mexicano. En caso de que la solicitud de recurso orbital sea favorable y se le entregue la prioridad de ocupación, el IFT entregará la concesión de manera directa.

El artículo 92[4] indica que las concesiones para ocupar y explotar recursos orbitales para uso comercial (Artículo 76, fracción I)[2] o para uso privado con propósitos de comunicación privada (Artículo 76, fracción III, inciso a) se otorgarán, previo pago de una contraprestación, mediante licitación pública. Sin embargo, de acuerdo al mismo artículo y al artículo 96[5], también se podrá realizar a través del procedimiento de solicitud de parte interesada. Para el caso de las concesiones para uso privado descritas en el Artículo 76, fracción III, inciso b)[2] (en los que se incluye el uso experimental, de radioaficionados, pruebas temporales de equipo, etc), para uso público y uso social, se podrán realizar a solicitud de parte interesada.

El artículo 96[5] indica los requisitos que se tendrán que presentar junto con la solicitud para que el Gobierno Federal obtenga recursos orbitales a favor del Estado Mexicano:

  1. Presentar solicitud en la que manifieste su interés, respaldada con un proyecto de inversión;
  2. Proporcionar la siguiente información técnica:
    • La banda o bandas de frecuencias;
    • La cobertura geográfica;
    • La posición orbital geoestacionaria que se pretende ocupar o, en su caso, la descripción detallada de la órbita u órbitas satelitales, así́ como la del sistema satelital correspondiente;
    • Las especificaciones técnicas del proyecto, incluyendo la descripción del o los satélites que pretenden hacer uso de los recursos orbitales, y
    • Toda la información técnica adicional que el solicitante considere relevante;
  3. Los servicios de radiocomunicaciones que se pretenden ofrecer en cada una de las bandas a coordinar;
  4. La documentación que acredite la capacidad técnica, financiera, jurídica y administrativa del solicitante, y
  5. Carta compromiso de participar y coadyuvar con el Gobierno Federal en todas las gestiones, requisitos y coordinación necesarios para la obtención o registro de recursos orbitales a favor del país.

Enlaces externos

Referencias

  1. Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Artículo 76 de la LFTR
  3. Artículo 97"
  4. Artículo 92 de la LFTR
  5. 5,0 5,1 Artículo 96 de la LFTR